cab
Inicio Organigrama Marco Jurídico Directorio Enlaces Sugerencias
img sup izq borde sup img sup der
borde izq
Acerca de FIMEVIC
Antecedentes
El FIMEVIC
Ubicación
borde der
img inf izq borde inf img inf der
img sup izq borde sup img sup der
borde izq Dirección General borde der
img inf izq borde inf img inf der
img sup izq borde sup img sup der
borde izq Problemas de Movilidad en la Ciudad de México borde der
img inf izq borde inf img inf der
Antecedentes
El origen

Con fecha 21 de diciembre del 2001 se constituyó el "Fideicomiso para el Mejoramiento de las Vías de Comunicación del Distrito Federal" (FIMEVIC) (ver documento) integrado de la siguiente manera: como Fideicomitente el Gobierno Distrito Federal por conducto de la Secretaría de Finanzas de conformidad con el artículo 393 b del Código Financiero aplicable en ese momento, como Fiduciaria Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, Institución de Banca de Desarrollo; y como Fideicomisario el Gobierno Distrito Federal, a través de la Secretaría de Finanzas.

Entre los fines del Fideicomiso se encuentra el de realizar las erogaciones, con cargo al patrimonio fideicomitido, tendientes a la construcción y desarrollo del segundo piso del anillo periférico, del viaducto y de otros proyectos viales, particularmente en las siguientes materias:

Contratación de adquisiciones, arrendamientos, prestación de servicios, obras públicas, estudios, asistencia técnica, otorgamiento de apoyos financieros a terceros, patrocinio de trabajos en instalaciones públicas y privadas, sobre la base de proyectos concretos de inversión.

En fecha 11 de marzo del 2002 se suscribió un primer convenio modificatorio (ver documento), en virtud del cual se modificaron las cláusulas relativas a sus fines, integración del Comité Técnico, Facultades del Comité Técnico, Coordinador Técnico, Poderes de la Fiduciaria y Erogaciones.

Con fecha 15 de octubre del 2002, se suscribió el segundo convenio modificatorio (ver documento), del cual se modificaron las cláusulas relativas a la Constitución, fines del Fideicomiso, integración del Comité Técnico, funcionamiento del Comité Técnico, facultades del Comité Técnico, Poderes de la Fiduciaria, Honorarios y Estructura Orgánica.

Y en fecha 10 de enero del 2003, se emitió el oficio mediante el cual fue autorizada la Estructura Orgánica de nuestro Fideicomiso.


El FIMEVIC. Un Fideicomiso Público.

Las Funciones que realiza el Estado en general, así como sus partes integrantes son muy amplias, de ahí que resulte indispensable la conformación de de una serie de instituciones que faciliten el ejercicio de la función pública y que se denominan de manera genérica administración pública.

En su origen, la administración pública se ubica bajo el mando directo del Poder Ejecutivo, no obstante, la demanda de materias bajo las cuales se tiene responsabilidad orilló a la creación de órganos especializados cuya tecnicidad fuese la base de su función, convirtiéndolos de esa manera, en órganos cada vez más independientes.

Así, desde el año de 1942, se reconoció constitucionalmente la existencia de órganos descentralizados, dentro de los que se ubicaban los ahora conocidos como paraestatales. Teniendo mayor auge la descentralización administrativa en la década de los setentas; a partir de lo cual recobró trascendencia su actuar dentro de las actividades que realiza el Estado contemporáneo y cuyo fin, consiste en confiar algunas actividades a entes con una relación jerárquica diversa de la que poseen los órganos centrales.

La descentralización como forma de organización administrativa, surge de la necesidad de imprimirle dinamismo a ciertas acciones gubernamentales, mediante el ahorro de los pasos que implica el ejercicio del poder jerárquico propio de los entes centralizados.

Es de señalar que la descentralización administrativa, en su sentido más amplio, ha adoptado tres modalidades, a saber:

  1. Descentralización por servicio;
  2. Descentralización por colaboración , y
  3. Descentralización por región

Algunas de las características de este tipo de entes, son el de poseer personalidad y patrimonio propio (aunque no en todos los casos), lo cual tiene como finalidad proporcionarles autonomía técnica y orgánica.

La autonomía técnica consiste en que los entes paraestatales no se sometan a las reglas de gestión administrativa, financiera y funcional aplicables a los órganos centrales. En tanto que la autonomía orgánica garantiza la verdadera descentralización administrativa.

Todo ente paraestatal constituye una institución encargada de realizar atribuciones que le corresponden al Estado; sin embargo, dichas atribuciones deben ser de carácter técnico y su competencia debe limitarse a su especialidad correspondiente.

En tal sentido, la descentralización permite mayor agilidad y flexibilidad, lo que proporciona gran dinamismo en su actuar y la convierte en la opción más indicada para realizar actividades técnicas específicas.

En ese contexto, no se debe soslayar que la planeación e instrumentación del proyecto denominado coloquialmente como "segundos pisos", resulta inédito no solo en el Distrito Federal, sino en todo el país; y dada la complejidad y especialidad estructural, constructiva, técnica, vial, ambiental y financiera, en su implementación y ejecución, resultó conveniente y necesario la creación de un ente especializado que se encargue única y exclusivamente de la contratación, administración, supervisión y seguimiento del proyecto en comento, traduciéndose en una mayor eficacia y eficiencia en el proceso de administración, supervisión y ejecución del mismo.

Así, las funciones del Fideicomiso, por su especialidad, son la construcción y desarrollo de obras prioritarias e importantes como lo son el segundo piso del anillo periférico.

Finalmente, señalemos que la normatividad permite la existencia de este tipo de organismos, los cuales para el caso del Distrito Federal se ubica, desde la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que establece en su artículo 122, Base Tercera, fracción I, que la organización de la Administración Pública del Distrito Federal se dividirá para la distribución de sus atribuciones en órganos centrales, desconcentrados y descentralizados.

Mientras que el artículo 87 del Estatuto de Gobierno del Distrito Federal señala que la misma será Centralizada (en referencia a los órganos centrales), desconcentrada y paraestatal (a lo que la Constitución Mexicana llamó órganos descentralizados), en franca coincidencia con la Constitución, y abunda en el numeral 97:

"Artículo 97. Los organismos descentralizados, las empresas de participación estatal mayoritaria y los fideicomisos públicos integran la Administración Paraestatal".

Por su parte la Ley Orgánica de la Administración Pública del Distrito Federal siguiendo de manera congruente con los dispositivos anteriores, señala en su artículo segundo:

"Artículo 2o.- La Administración Pública del Distrito Federal será central, desconcentrada y paraestatal.
...
...
...
Los organismos descentralizados, las empresas de participación estatal mayoritaria y los fideicomisos públicos, son las entidades que componen la Administración Pública Paraestatal".

Y en su Título Tercero, denominado De la Administración Pública Paraestatal, Capítulo I bajo el mismo nombre, artículo 43, señala:

"Artículo 43. Los Fideicomisos Públicos a que se refiere el artículo 2o. de la presente Ley, son aquellos contratos mediante los cuales la Administración Pública del Distrito Federal, a través de la Secretaría de Finanzas en su carácter de fideicomitente destina ciertos bienes a un fin lícito determinado, encomendando la realización de ese fin a una Institución Fiduciaria, con el propósito de auxiliar al Jefe de Gobierno o a los Jefes Delegacionales en la realización de sus funciones que legalmente les corresponden".

Lo que se detalla (y sobre los que se abunda en el capítulo cuarto del propio título tercero, artículos 61 a 66 de la propia Ley, mismos sobre los que no se abunda por no aportar nada en el asunto que se trata).

Entes cuyo funcionamiento se detalla en el capítulo cuarto del propio título tercero, artículos 61 a 66 de la propia Ley.

Así el Fideicomiso para el Mejoramiento de las Vías de Comunicación del Distrito Federal es un órgano especializado del Gobierno del Distrito Federal, que reviste de trascendencia para la comunidad, pues tiene como finalidad el ayudar a resolver algunos de los problemas más grandes que enfrenta la Ciudad, como lo son agilizar el transito de vehículos, reducir los tiempos hora-hombre en el transporte, reducir los índices de contaminación, etc.; todo ello, bajo un ambiente armónico urbano que embellezca a la ciudad.