Problemas de Movilidad en la Ciudad de México

 







cab
img sup izq borde sup img sup der
borde izq
Inicio Problemas de Movilidad en la Ciudad de México 1. Diagnóstico de la movilidad de las personas en la Ciudad de México 2. Las medidas para mejorar la movilidad de personas y bienes en el la Ciudad de México 3. Todo lo que quería saber sobre los segundos niveles 4. A manera de conclusión
borde der
img inf izq borde inf img inf der

Problemas de Movilidad en la Ciudad de México

La ciudad de México inició el 2002 con un saludable debate, como pocas veces había ocurrido en la ciudad, sobre las causas de fondo que hacen tan difícil realizar los viajes diarios de trabajadores, comerciantes, estudiantes y amas de casa en la segunda mancha urbana del mundo; y las soluciones a los problemas cotidianos del congestionamiento que diariamente vive la ciudad.

En este intercambio entre autoridades locales, federales, diputados y partidos políticos; y donde también participaron las organizaciones empresariales, organizaciones civiles, agrupaciones de profesionistas y colegios de académicos; se precisaron dos grandes temas de la agenda pública relacionada con el transporte y la vialidad.

La movilidad se refiere tanto a la demanda de viajes que requiere una población creciente y con empleos, viviendas y accesos a educación, cultura y comercio, cada vez mas distanciados entre sí, y por otro lado, a la oferta de infraestructura vial de avenidas y calles, con sus intersecciones, así como a los diversos servicios que se utilizan para realizar los viajes, desde el auto particular, el transporte público de mediana y gran capacidad, como los autobuses y el metro, y una creciente dotación de transporte concesionado como los taxis y los microbuses. Los llamados modos de transporte.

Los problemas en la movilidad que son generadores de molestias cotidianas y masivas, son un síntoma de un malestar mas profundo: el modo desordenado en que ha crecido nuestra ciudad y la metrópoli, con graves riesgos para la sustentabilidad de la vida de la Zona Metropolitana del Valle de México. Por eso el centro del debate no sólo se refiere a evaluar la eficacia de las medidas para aumentar la velocidad en la movilidad, sino a sus efectos para corregir o aumentar los desequilibrios del crecimiento urbano.

Este proceso de debate público y democracia participativa, afirma una convivencia democrática donde la decisión de gobierno debe asentarse en una política cada vez más pública, abierta al escrutinio, con fundamentos claros sobre su pertinencia y en incorporación constante de las dudas, inquietudes y propuestas de una sociedad activa. En ese proceso la autoridad debe transparentar y explicar sus propuestas, como lo ha hecho; y los otros poderes, los medios masivos y los ciudadanos -desde la exigencia de mas información y mejores razones - el de fundamentar sus objeciones y alternativas.